viernes, 24 de julio de 2015

RCP en Perros y Gatos

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es un procedimiento de emergencia que se espera  no tener que  utilizar nunca. Es mejor llevar al perro o gato a su veterinario antes que los problemas se vuelvan lo suficientemente graves como para requerir reanimación cardiopulmonar.

Pero cuando sea necesario, y si se realiza correctamente, la RCP puede darte tiempo para llevar a tu perro o gato al veterinario.

El RCP para gatos y perros es muy similar al aplicado en humanos. Las siguientes instrucciones asumen que el animal ya está inconsciente y que no existe riesgo de ser mordido por él (en algunos casos existe un reflejo aún en estados inconscientes). Tómale el pulso y asegúrate que no apliques RCP si el corazón está latiendo.

1. Elimina cualquier obstrucción. Abre la boca del perro o gato y asegúrate que el paso de aire este despejado. De no ser así, extrae el objeto que esté bloqueando el paso del aire.

  • 1.b. La maniobra de Heimlich. Si el objeto que obstruye el paso del aire no está visible realiza la maniobra de Heimlich de la siguiente forma:




1. Coloca al perro de cabeza hacia abajo con su espalda recargada sobre tu pecho.
2. Abrázalo con tu puño dentro de tu otra mano, justo abajo de sus costillas (en el caso de gatos solamente aprieta esa misma zona con una mano)
3. Con los dos brazos dale 5 "abrazos de oso" en el abdomen. Realiza cada abrazo enérgicamente. 
4. Detente y observa si el objeto ya está visible en la tráquea y retíralo. Dale 2 respiraciones artificiales por su nariz manteniendo su hocico cerrado y observa si el pecho se infla. Si no logras que el aire pase, repite la maniobra.

MUY IMPORTANTE:
No comiences RCP si no has desbloqueado el paso del aire aún y que el animal se encuentre en paro cardíaco. Primero DEBES liberar el paso de aire.

2. Extiende la cabeza en linea con el cuello y comienza a dar respiraciones artificiales:


  • 2.a. Para perros grandes: cierra y sujeta con firmeza la mandíbula del animal y exhala por su nariz. El pecho del animal debe hincharse. Dale 2 respiraciones.
  • 2.b. Para perros pequeños y gatos, probablemente cubrirás su boca y nariz conforme exhalas. De igual forma debes observar que el pecho se hincha al entrar el aire. Dale 2 respiraciones.


3. Realiza las compresiones en el pecho

  • 3.a. Para perros grandes colócalo boca arriba y ejecuta las compresiones en el pecho tal cual y como se hace en los humanos.
  • 3.b. Para perros pequeños, gatos y perros grandes con pechos alargados, es más eficiente colocar al animal sobre un costado y realizar las compresiones sobre sus costillas. Otra alternativa es colocarlo boja arriba y realizar las compresiones en ambos lados del cuerpo sobre sus  costillas. En el caso de gatos aprieta con una sola mano en la zona indicada.
  • 3.c. El número de compresiones varía según el peso del animal.

Tamaño del Animal
Tamaño de compresión
Compresiones por cada respiración artificial
Gato/perro pequeño (-15 kg)
1 a 3 cm
5
Perro mediano y grande(15-40 kg)
3 a 8 cm
5
Perro mediano y grande(+40 kg)
3 a 8 cm
10





4. Revisa si el pulso ha vuelto.



Conforme realizas el procedimiento de reanimación, asegúrate de verificar el pulso de tu mascota. No sigas con el proceso si ya ha comenzado a respirar o su corazón ha iniciado a latir nuevamente. Si después de 20 minutos nada ha dado resultado, puedes parar los intentos. Recuerda que tan pronto recobre la conciencia el animal, debes llevarlo a un hospital veterinario y explicar lo que ha sucedido para un diagnóstico adecuado.

viernes, 17 de julio de 2015

Viajar con la mascota

Estamos en periodo de vacaciones y con ellas aumenta el número de desplazamientos por carretera con nuestra mascota.

Es importante saber cómo debemos llevar a nuestras mascotas según la normativa de la DGT para el transporte de mascotas, tanto para evitar multas como para prevenir daños en posibles accidentes.

¿Qué dice la ley?

El Reglamento General de Circulación no explica explícitamente cómo llevar de forma segura a un perro u a otra mascota en el coche. La legislación trata a  nuestros animales de compañía como cosas o mercancía: “la carga transportada en el vehículo, así como los accesorios que se utilicen para su protección, deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos, de tal forma que no puedan: arrastrar, caer o desplazarse peligrosamente o comprometer la estabilidad del vehículo.”

La pregunta que siempre nos hacemos los propietarios de mascotas a la hora de viajar con ellos es ¿cómo debo llevar a mi perro/gato en el coche? ¿Cuál es la mejor opción?

Hay varias opciones:

1. Cinturón de seguridad para perros

Los cinturones de seguridad para perros se fijan al enganche del cinturón. Sirven para cualquier vehículo. Pero no olvidemos que es como colocarnos un cinturón en el cuello, en caso de accidente, nuestra mascota puede sufrir lesiones y ser peor el remedio que la enfermedad… para solucionar esto, es MUY IMPORTANTE incorporar un arnés de seguridad para que en caso de choque el impacto lo reciba el cuerpo del animal, no el cuello.


Es importante también la calidad del cinturón y del arnés, debemos asegurarnos que sea resistente teniendo en cuenta el peso de nuestra mascota. Un dato a tener en cuenta es que ante un impacto frontal a 60 km/h  el peso se multiplica por 56, por lo que debe estar bien sujeto. En este sistema también es muy importante regular bien el cinturón para que en caso de choque, nuestra mascota no impacte contra la puerta y se haga daño, así como para que la mascota no se pueda mover en exceso y distraer al conductor.



2. Trasportín

Los trasportines. Son muy útiles tanto para llevarlos en el coche como para usarlos en otros medios de transporte. Lo ideal es colocarlos en el maletero o en el caso de llevarlos en los asientos, debemos fijarlos a los anclajes Isofix, al cinturón o a las hebillas de las que disponen los coches para fijar la carga. Los trasportines stán fabricados en tela o plástico y en función del material y el tamaño variará el precio.

3. Red

La red de separación para el habitáculo es un sencillo sistema de tela que separa el maletero del habitáculo del coche, o  los asientos delanteros de los traseros. Este sistema podría servir para evitar una multa, pero no es muy seguro para nuestra mascota, ya que en caso de impacto ésta no estaría segura. Una opción para añadir seguridad es colocar a la mascota un cinturón de seguridad sujeto a su arnés.

4. Barrera de metal

Su funcionamiento es igual que el de la red de separación, divide el habitáculo del coche. Deben respetar la normativa DIN (75410-2).  Con respecto a la seguridad para la mascota, ocurre lo mismo que en la red, deberíamos colocar un arnés y cinturón de coche a la mascota.

5. Jaula

Las jaulas hacen el papel del transportín, pero no sirven para el transporte público —como por ejemplo, sí que valen los transportines— La ventaja es que se pueden plegar y no ocupan espacio.



Nuestras recomendaciones:

Si se trata de perros de pequeño tamaño/gatos o mascotas pequeñas se aconseja el uso de un transportín para llevar al animal en el suelo, o fijado a los asientos traseros mediante anclajes o  cinturón de seguridad del coche.

Para el resto de perros aconsejamos llevarlos sobre una mantita en los asientos traseros, sujeto con un arnés de doble anclaje homologado y un cinturón de seguridad, o en un transportín fijado con anclajes o cinturón de seguridad del coche en los asientos traseros para que esté más cerca de nosotros y no se ponga nervioso, o en caso ser posible, en el maletero.
Los sistemas de redes en el maletero, rejillas, el transportín sin anclar sobre un asiento o el uso de una correa simple conectada al enganche del cinturón son eficaces para evitar una sanción, pero en el caso de un accidente grave, esta seguridad no sería suficiente ni para nuestra mascota, ni para nosotros.

Recomendaciones para viajar con mascotas

A parte de tener en cuenta las normas de seguridad de tráfico, debemos tener en cuenta también la seguridad de nuestra mascota, os damos una serie de recomendaciones para que el viaje sea más agradable:

- Evita los mareos: los animales también pueden sufrir ansiedad, estrés y nerviosismo, ya que son sensibles al movimiento. Si observas que tu mascota babea en exceso, puede ser un síntoma de que se está mareando. En este caso, lo más recomendable es parar en vía de servicio próxima y sacarlo del coche para que tome un poco el aire, en el caso de que no mejore podemos pasar un paño húmedo por la barriga , si viéramos que el perro o gato no mejora, debemos acudir a un servicio de urgencias, ya que podría tratarse de un golpe de calor, y en estos casos actuar con urgencia es vital para salvarlo.

- Prepara su maleta: además de su comida y agua, prepara su maleta como si de la tuya se tratase, incluye algún juguete, cepillo, manta, o tratamiento médico en caso de precisarlo.

- NUNCA lo dejes encerrado: Dejar a la mascota encerrada en el coche puede acabar en tragedia, y si esto se produce en pleno verano y con el coche aparcado al sol, el resultado será una tragedia asegurada. Por ello, siempre que pares a descansar en tu largo viaje (la DGT recomienda parar cada dos horas o cada 200 kilómetros...), saca a tu mascota para que se airee, juegue, beba y coma. En definitiva, trátalo como a un miembro más de tu familia, porque lo es.
 
- Que no asome la cabeza: además del peligro de seguridad existente por la distracción hacia el conductor, el animal también se puede dañar al golpearse con una rama u otro objeto. Asimismo, por efecto del viento, tu mascota puede contraer otitis o conjuntivitis.


 Pasadlo bien y disfrutad con vuestras mascotas!!


viernes, 10 de julio de 2015

Playas para Perros en España

Uno de los problemas a los que se enfrentan los dueños de perros a la hora de organizar sus vacaciones es la dificultad que conlleva encontrar destinos a los que puedan viajar con sus mascotas. Ya no solo por el alojamiento, sino por la falta de playas a las que poder acceder con animales durante la temporada alta en regiones costeras.
Sin embargo, otras muchas provincias costeras se han apuntado al turismo «petfriendly» y aceptan visitantes caninos en sus arenales a cualquier hora del día, para regocijo de sus dueños. 

Gracias a Homeway, os facilitamos una lista de las playas de España adaptadas perfectamente para pasear y bañarnos con nuestro perro.

Playas para perros en España
Aviso importante (junio 2015)
La Junta de Andalucía ha prohibido el acceso de animales domésticos a las playas durante toda la temporada de baño con excepción de la playa de La Araña en Málaga. Esta temporada está establecida entre el 1 de junio y el 30 de septiembre. Más información aquí.

viernes, 3 de julio de 2015

El golpe de calor en nuestro perro o gato

Estamos en verano, las temperaturas son muy altas y los perros y los gatos son mucho más sensibles al calor que los humanos. Un día caluroso puede ser muy peligroso para su vida. El “Golpe de Calor” es una subida de temperatura interna del cuerpo del perro/gato, y puede ser mortal para ellos porque no tienen la misma capacidad humana para regular la temperatura de su cuerpo. Ellos no sudan por todo el cuerpo como las personas, los perros y gatos solo pueden jadear y sudan por las almohadillas plantares.

¿Cuántas veces solemos ver a perros encerrados en coches a pleno sol, sin ni siquiera una ventana que permita entrar algo de aire? Ni hablar de gatos, que buscando algo de sombra en los techos del patio, suelen pasar largo tiempo fuera de casa (aunque tengan casa) con altas temperaturas, ya que no se les deja lugar alguno por donde entrar.

Definitivamente tener una mascota implica cuidado y compromiso, y mucho más cuando las temperaturas extremas (frío o calor) aparecen en el panorama.



Solo se necesitan 10 minutos en un coche cerrado o con las ventanas, ligeramente, bajas expuesto al sol para que un animal pueda morir por “Golpe de Calor”.



Estos episodios también se pueden presentar en los parques o playas donde llevamos a caminar a nuestras mascotas... es por eso que es de vital importancia saber reconocer los signos para poder dar la atención inmediata que la mascota necesita.

Síntomas:

Los síntomas aparecen cuando la temperatura interna supera los 42° (Se puede tomar la temperatura rectal):
  • Falta o decaimiento considerable de fuerzas.
  • Temblores musculares.
  • Cianosis: coloración azulada de piel causada por la deficiente oxigenación de la sangre.
  • Negativa a moverse.
  • Respiración muy rápida o muy costosa.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Alteración del color de las mucosas: encías, mocos de la nariz.
  • Alteración en la salivación.
  • Tambaleo

Si se notan estos signos es completamente necesario llevar al animal de inmediato al  veterinario para que reciba atención de Emergencia. Pero mientras tanto, los primeros auxilios son muy importantes:

No se le puede bajar la temperatura de golpe, porque pasaremos a provocarle una hipotermia. La temperatura debe bajar de forma paulatina y el animal debe rehidratarse y recuperar el azúcar y las sales que ha perdido, por tanto debemos:
  • Humedecer (sin envolver ni tapar) prioritariamente el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fría o un pulverizador de agua.
  • Humedecerle la boca, sin forzarlo a beber, y sin dejar que beba en exceso
  • Sumergirlo en agua a unos 20º o aplicarle un chorro de agua a esa temperatura, hasta que se normalice la respiración
  • Cuando la respiración sea normal, mantenlo sobre una toalla húmeda

Trasládalo al veterinario lo antes posible, y explícale todo lo que hayas hecho. Es IMPRESCINDIBLE que un veterinario lo tenga bajo control y observación para ver cómo evoluciona.
La respiración normal no elimina posibles daños cerebrales y otras secuelas de este fuerte shock, por lo que insistimos en que DEBES LLEVARLO AL VETERINARIO lo antes posible.

Consejos para tener en cuenta:
  • No exponer a las mascotas a lugares en donde no hayan ventilación o sombra. Si están en el patio, deben tener sombras, además de que sea un lugar fresco.
  • Tener de manera permanente agua bien fresca y cambiada varias veces al día al alcance del animal.
  • No dejarlos nunca, ni por un minuto, en los coches estacionados con las ventanillas cerradas.
  • No darles de comer en horas de calor. Es mejor por la noche o durante la mañana temprano.
  • No hacerlos jugar, ni tener actividad física en horarios inadecuados y siempre hidratarlos bien.
  • Para los gatos que se escapan de las casas, porque van y vienen. hay que dejarles un acceso para que puedan entrar, ya que en los techos en los que suelen estar, el calor es muy intenso. Además deben contar con bebederos accesibles.